El comercio electrónico (e-commerce) es actualmente un canal de ventas cada día más presente, que ofrece ventajas tanto para los consumidores como para los empresarios.

Gracias al comercio electrónico, Los consumidores pueden obtener multitud de ventajas tales como:

  • Posibilidad de realizar compras en cualquier momento.
  • Acceso a un escaparate mundial, con una gran variedad de productos.
  • Productos más económicos y posibilidad de comparar las distintas ofertas.
  • Comodidad, agilidad y rapidez en las compras
  • Conocer las opiniones de otros compradores.

 

Para poder disfrutar del comercio electrónico se deben seguir unas buenas prácticas que reducen la posibilidades de incidencias en sus compras.

Esta Guía de Buenas Prácticas recoge una serie de recomendaciones para el uso del comercio electrónico. Además facilita la información básica sobre la normativa que regula los derechos de los compradores.

Enlaces de Interés

Descargas de interés


Buenas prácticas Consumidor en Internet (590 Kb)